Reflexiones sobre publicidad

Compartir

Mi compañero de faena y uno de mis proveedores favoritos, me pidió un artículo de mi página web que encontró interesante un día curioseando…

Quería que lo compartiera con él y para mí es un orgullo poder hacerlo. Sin embargo, tras unos días pensando, creí que era más conveniente redactar además, un nuevo artículo personalizado especialmente para ellos; y así lo he hecho.

Con la intención de representar alguna que otra faceta de nuestro día a día les quiero dedicar estas líneas, que además, es probable que les resulten muy familiares.

Espero que lo tomen con buen humor, lo disfruten tanto sus lectores como ellos, y que sirva para agradecerles todo el esfuerzo y trabajo que hacen cada día.

Proveedores y clientes.

Llega un momento de tu vida, en el que durante 8 horas te olvidas de que existen las personas, pasando a convivir simplemente dos tipos de gente:

clientes y proveedores.

Los clientes: esas personas que piden más que un niño a los reyes magos, pero queriendo dar menos que un ateo al cestillo de la iglesia.

Ese otro lado por los que tantas veces regalamos nuestro tiempo y trabajo con una sonrisa como pos data.

Esos preciados quejicas a los que a final de mes, les enviamos con más cariño aún, una factura que nos dará de comer el mes siguiente.

Los proveedores: esos santos luchadores que se esfuerzan día tras día por hacer realidad las locas utopías de los clientes. Personas que se esfuerzan, muchas veces de manera gratuita por sacar adelante nuevos proyectos que, finalmente, el cliente no va a producir. Pensadores de ideas extravagantes, que consiguen hacer realidad los sueños de sus pagadores.

Se trata de un círculo vicioso, en el que finalmente priman las sonrisas entre dientes apretados, los regateos, las comparaciones y la búsqueda de ámbitos de mejora.

Pero no siempre es así. En muchas ocasiones, aunque resulta una ardua tarea, se consolidan buenas relaciones entre ellos, fruto de la confianza, los años y la entrega de buenos resultados. Se compensan pagos retrasados con entregas a destiempo, collejas por collejas y apretones de manos con mensajes de whatsapp con toda la confianza.

Es un trabajo por ambas partes y aunque sea muy complicado, (porque según dicen, éstas relaciones son muy volubles y cíclicas), yo personalmente abogo y confío en que sean sólidas y duraderas.

Para ello es necesario la herramienta más importante que tenemos las personas: la comunicación.

Poco a poco nos vamos conociendo los unos con los otros, compartimos reuniones y recursos que nos ayudan a crecer y mejorar nuestro trabajo y de esa manera desarrollar nuevas ventajas estratégicas y competitivas.

Es una relación privilegiada que hay que nutrir día a día y que Comfot ha hecho posible. Desde aquí muchas gracias por vuestro esfuerzo, sacrificio y por ser tan grandes que, después de toda la caña que los clientes os metemos, aún tengáis tiempo de llevar a vuestros niños al fútbol.

En nuestro oficio, al igual que en la mayoría de los trabajos del mundo, poca gente consigue algo sin moverse, sin conocer, sin leer, sin opinar… Hoy me levanté publicitaria y decidí redactar 3 opiniones sobre 3 temas diferentes en relación a lo que después de varios años de carrera se ha convertido en mi campo de actuación. La publicidad siempre está abierta a un millón de valoraciones, comentarios y críticas. Algunas de las mías son estas, y al margen de estar de acuerdo o no este post está abierto a todo tipo de comentarios constructivos que deseéis. Estaré encantada de leer nueas opiniones!

 

La publicidad del público

publicidad
publicidad

 

En Babilonia se encontró la primera tablilla de arcilla con inscripciones para un comerciante de ungüentos, un zapatero y un escribano que data del 3000 A.c. A Tebas se le atribuyen los primeros textos publicitarios. Posteriormente aparecería un invento conocido por todos, de la mano de un tal Gutemberg. Así, más o menos, comienza la historia de la publicidad. Después de centrarse en el producto, o en las ventas, creo que han tardado muchísimos años en darse cuenta, que lo importante no son los productos, ni los colores, ni los jingles, ni la actriz más increíble del momento. Los importantes somos nosotros señores, sin nosotros no habría nada de esto. Entonces, ¿qué mejor forma de publicidad que ser los propios protagonistas? Es increíble hasta donde podemos llegar; siempre nos superamos. Un ejemplo de ello es Coca Cola Village y lo único que puedo añadir es: ¡Por favor! ¡Quiero uno en Madrid!

Las marcas se preocupan por las personas y por la buena comunicación ¿Cuántas canciones, que ni siquiera son de nuestros artistas favoritos, podemos saber de memoria después de tantos años? Ya sea porque nos encantaron, o porque sonaban a todas horas en cualquier lugar, hasta que nos explotara la cabeza, se asentaron en nuestro cerebro. Lo mismo pasa con los anuncios: o son verdaderas obras de arte que deseamos recordar o son repeticiones basura que por más que hagamos zapping no podemos quitárnoslas de encima. Lo peor de todo es la millonada que son capaces de gastar estos anunciantes fatídicos sólo por salir en TV. Pienso que para dar a conocer muchos productos existen maneras más creativas, probablemente más apropiadas y seguramente más baratas. No me malentiendan, defiendo la publicidad en TV de manera acérrima, pero también me gustan muchos las técnicas innovadoras que van surgiendo, la publicidad BTL, la publicidad de guerrilla y nuevas técnicas que saben cómo impactar de verdad. Si sabemos sacar provecho de todas estas técnicas seguramente los canales de TV se lo pensaran dos veces y se darían cuenta que los anuncios les financian y que no tienen por qué aprovecharse.

En la TV a cualquier precio

 publicidad manix

Se valiente, Pfizer

Heineken y los gustos de cada sexo.

 

Las listas de la publicidad

Increíble. Nunca deja de sorprenderme pero en el fondo tampoco me extraña… ¡Coca cola en todas las listas! Supongo que después de tantos años quien realmente merecen mención son agencias como W+K o Akqa.

Como agencias interactivas, pienso que han sido unos verdaderos genios al convertir un simple refresco en el dios líquido. También me encanta la lista de las 100 personas más relevantes en publicidad, porque gracias a ella, agencias como Advertising Age consiguen que una campaña no sólo se relacione a nivel funcional con la marca, sino con todas las personas que están detrás de ella, la agencia y los verdaderos encargados que están a la sombra y consiguen hacernos soñar.
street marketing

Por otro lado pensaba decir que desde un punto de vista creativo, es difícil ver al street Mk compitiendo con el resto de tipos de publicidad, pero al ver la página con las 500 mejores acciones, me dado cuenta que está mucho más adelantado de lo que pensaba. Por cuestiones de impacto y beneficios, evidentemente, aun sigue siendo la televisión el mayor soporte, pero es que la comparación es algo relativa, cuando, por ejemplo, un anuncio de tele se acerca más a una película, y encontrarte un soporte para el rollo de papel con forma de tronco en un bar, o aprovechar las paredes y pasos de cebra de maneras singulares, realmente daría más que pensar, y a parte, alucinaríamos. Después de haber visto todo eso, me he dado cuenta que en España la publicidad está aún un poco atrasada, ya sea porque los anunciantes si que son susceptibles ante cierto tipo de campañas, y en nuestra sociedad todavía existen demasiados tabúes.

La apuesta divertidísima de Zazoo Calvo, porque ellas lo saben todo

 

Bárbara Matas | Dpto. de Producción
Vertical Marketing Tel: +34 913991515
C Ponzano 39 – 41, 1ºE. Madrid
http://www.verticalmarketing.es